lunes, 14 de diciembre de 2009

LAS SEMILLAS DE SESAMO Y EL CALCIO VEGETAL

Hola a todos!

Hoy vamos a hablar de las propiedades y beneficios de las semillas de sésamo y del calcio vegetal.

Las semillas de sésamo -->

Es un alimento de muy buena calidad, alcalinizante de la sangre, energético, mineralizante, reconstituyente muscular y nervioso, potenciador de la memoria, y lucidez mental y protector circulatorio.

Está indicado en estados carenciales como osteoporosis, debilidad en los huesos, pérdida de pelo, caries, problemas de las encias y debilidad pulmonar.

El sésamo es útil frente a problemas con el sistema nervioso: agotamiento, estrés, ansiedad, pérdida de memoria, depresión, irritabilidad, insomnio.

Es un excelente complemento nutritivo para personas sometidas a gran actividad mental o intelectual.

También ayuda a soportar exigencias físicas:deporte, embarazo, lactancia o tiempos de convalecencia.

Tienen también propiedades afrodisíacas, pues ayudan a mantener la capacidad sexual.

Otra virtud de este complemento nutritivo es el de mejorar los problemas de circulación.

Su capacidad de reducir el colesterol malo en sangre lo hace indicado en algunas patologías, prevención de infarto y de trombosis. También es útil en casos de hemorroides y problemas menstruales.

Valores nutricionales de las semillas de sésamo (por 100 gr.)
598 Calorías.
20 gr de proteinas.
58 gr de grasas saludables (insaturadas).
670 mg de Calcio.
10 mg de Hierro.
5 mg de Zinc.
Su contenido en hierro, fósforo, magnesio, cobre y cromo lo convierten en un complemento mineralizante.

El Calcio vegetal -->

Este famoso mineral que en la mayor parte se encuentra en los huesos y es fundamental para todo el organismo, siempre se asocia a la leche de vaca, yogures y demás productos lácteos.
Esto es un error, ya que mucha gente es intolerante a la lactosa y todos los productos lácteos lo contienen (el famoso azúcar de la leche).
En cambio, en los productos de origen vegetal hay alimentos que contienen calcio en cantidades adecuadas.
Algunos ejemplos: sémillas de sésamo (de las que ya hemos hablado anteriormente) que con solo una cucharada ya contienen el mismo calcio que un vaso de leche.
Almendras y casi todos los frutos secos y semillas, tofu, miso, algas marinas, germen de trigo natural, levadura de cerveza, brócoli, repollo, brotes de alfalfa,...

¡Hasta la próxima!